¿Son necesarios los seguros para perros peligrosos?

En 2016 se pusieron más de 1.400 denuncias a propietarios de perros potencialmente peligrosos (PPP), mientras que el año anterior no llegaron al millar. La mayoría de sanciones son para llevar el animal sin bozal, no tener el seguro de responsabilidad civil o la licencia municipal. Los propietarios de un perro considerado potencialmente peligroso tienen más obligaciones. No sólo tiene que ir ligado y con bozal, sino que también hay que pedir una licencia municipal y contratar un seguro de responsabilidad civil, también conocido como seguro ppp. Además de esto, como el resto de población canina, tiene que estar censado e identificado con un chip.

Pero no todo el mundo respeta el ordenanza municipal sobre la tenencia responsable de animales. La Guardia Urbana interpuso el 2016 más denuncias que el año anterior, en concreto un 67 % más. El año pasado se multaron 501 amos porque el perro no traía bozal (respete las 334 del 2015), 219 para no tener licencia (el 2015 fueron 146) y 217 para no tener el seguro (136 el año anterior).